La mejor estrategia de ruleta que he probado

ruleta y manos

La mejor estrategia para ganar en el juego de la ruleta es, sin duda, la llamada “Martingale”, que es, indudablemente, la más conocida dentro del ámbito de este maravilloso juego de casino. Esta táctica tiende a doblar las apuestas, luego de perder en un juego en el que las probabilidades eran 50/50.

De esta forma, la primera vez que ganemos, recuperaríamos lo que se habían perdido anteriormente y, además, nos otorgaría una pequeña ganancia monetaria.

La principal ventaja de la estrategia Martingale

martingaleLa ventaja más importante, es que es intuitiva. Veamos el motivo de esta afirmación: en un juego de ruleta básico, apostamos por un color (aunque podríamos apostar a un número, dentro de un juego “básico”).

Ese color que hemos elegido, puede perder o ganar, como es más que obvio, puesto que no hay otras posibilidades.

Entonces, si solo apostamos un color y, de paso, doblamos la apuesta hasta que ganemos, la ley de probabilidades involucrada en esta estrategia, nos dice que aumentarán nuestras posibilidades de ganar.

Ahora, si seguimos doblando la apuesta hasta que, finalmente, ganemos, podríamos recuperar todas las pérdidas anteriores.

Los pasos de la estrategia Martingale

  1. Debemos encontrar una mesa de ruleta, en la que haya una apuesta mínima muy pequeña y, también, una apuesta máxima alta. Si intentamos comenzar poco a poco y, además, tenemos la oportunidad de duplicar las apuestas perdidas hasta casi el infinito, debemos ingresar a este tipo de mesa de ruleta.
  2. Es necesario apostar una pequeña cantidad al rojo o, al negro, al par o impar, en una proporción de 1-18 o 19-36. Como todos sabemos, las ruletas americanas tienen 37 casillas, incluyendo cero, lo que implica que la pelota tiene la misma probabilidad de caer en rojo, que en el color negro, o también en los pares y en los impares e, incluso, en pequeños números (1-18) o en grandes números (19-36) – clicca aqui.

Para el caso que estamos proponiendo como ejemplo, supongamos (hipotéticamente) que la apuesta va a ser al rojo o, bien, al negro. Ello, aunque también podríamos suponer que apostaríamos a números pares e, incluso, a impares, o también a un número entre 1-18 o entre 19-36.

Sistemas de apuestas de casino

  1. En caso de que ganemos, nos embolsaremos el dinero, como es apenas obvio, mientras que podemos volver a apostar la misma cantidad pequeña. Otra opción, es salir del casino, pero optar por esta actitud, significaría ir con 2 euros, en lugar de 1 euro, lo que no sería una gran satisfacción (¿tan pequeña diferencia de euros, se justifica?). Lo anterior, teniendo en cuenta que eso sería mejor que salir con 0 euros.
  2. En caso de que perdamos, deberíamos duplicar la apuesta y, de paso, apostar el mismo color que, en otras palabras, significa que si la apuesta era de 1 euro, ahora debemos apostar 2 euros. Entonces, si apostamos por el negro, debemos apostar por este color nuevamente.
  3. En caso de que ganemos la segunda apuesta, nos embolsamos un dinerillo y podemos comenzar de nuevo con la apuesta más pequeña con la que, precisamente, comenzamos. Otra opción, en esta hipótesis, es abandonar el casino. Si ganamos, tomamos, al menos, el mismo dinero que teníamos antes de comenzar a jugar.

 

 

También te puede interesar